El color y la luz en la decoración

Aunque lo primero que se nos venga a la mente es que gran parte de la importancia de la decoración de una vivienda recae únicamente sobre el color de paredes o suelos y que en ocasiones, con un simple cambio de color en la pintura renovamos el estilo decorativo de la estancia, no siempre es así. En IROKO creemos que siempre debe existir cierta armonía entre todos y cada uno de los elementos que integran el espacio, ya sea el conjunto de mobiliario, alfombras, complementos textiles o un sencillo cuadro de cierto peso visual, para que el resultado final sea agradable.

El color puede entenderse como uno de los principios básicos a tener en cuenta ante un primer contacto con un espacio a decorar, junto con la iluminación natural, el volumen, las texturas y como no, el gusto personal del cliente que en definitiva, será quien lo disfrute.

Es por ello que IROKO, antes de decidir cual es el color más adecuado para un espacio, realiza un estudio detallado de la ubicación, el tamaño y la incidencia de la luz natural, para saber cómo puede aprovecharse correctamente y así aumentar su potencial y posibilidades.

Con todo esto, aquí les dejamos algunas recomendaciones generales, aplicables a cualquier vivienda o estancia a decorar:

Áreas de mayor refracción de luz:

Cuando disponemos de iluminación natural mediante ventanas, la luz incide de forma diferente en los elementos y paramentos, por lo que las áreas de mayor a menor refracción son las siguientes:

1 | Las paredes laterales a la ventana que proporciona luz, son las paredes principales que reflejarán luz.
2 | El techo.
3 | La pared en frente al hueco.
4 | El suelo.
5 | La propia pared de la ventana.

Está última es la que menos luz refleja y, por lo tanto, es la zona que puede revestirse de un color más atrevido, sin perder la luminosidad del ambiente.

Para dar continuidad o variedad a una vivienda:

Utilizar los mismos revestimientos en las habitaciones para dar cierta continuidad, aunque pueda dar sensación de monotonía y condicionará la decoración del resto de la vivienda, mientras que, por otro lado, se pueden separar estancias o plantas por ambientes, colores o materiales en suelos, por ejemplo, para dar más variedad y emoción a una vivienda.

Conseguir que un espacio parezca mayor y más alto:

Jugar con colores y revestimientos blancos y claros y optar por habitaciones monocromáticas para aprovechar y reflejar en la medida de lo posible, toda la iluminación de la que disponemos. Se puede optar también por dos tonalidades diferentes o por un solo tono decorado con elementos y patrones finos en otros tonos para dar dinamismo.

Conseguir que el espacio parezca más pequeño y bajo:

Usar colores oscuros en algunos paramentos, revestimientos con patrones pequeños y gruesos, incluyendo pequeños elementos repartidos por la habitación, son algunas sencillas medidas para conseguir que un espacio reduzca visualmente su tamaño.

Dar más protagonismo al exterior:

Decidirse por pintar la carpintería del mismo color que la paredes para destacar el paisaje, si se cuenta con un reducido espacio con ventana, es una muy buena opción para dar más protagonismo a las impresionantes vistas al exterior con las que contamos.

Colores que darán luminosidad:

Blancos, amarillos, verde agua, azul cielo, tonos pasteles o grises claros son algunos de los colores que generan luminosidad. Los colores considerados fríos como verdes o azules tienen un efecto sedante, mientras que los rojos o naranjas se suelen reservan para ambientes amplios, para una única pared o en detalles.

Hemos optado por no centrarnos en tediosas explicaciones y análisis teóricos sobre la obtención del color luz, pigmento u otras reglas estandarizadas de proporciones y hemos decidido dar unas recomendaciones básicas del día a día, sobre la incidencia de la luz natural y el empleo del color aplicables a cualquier estancia, sin olvidar que cada intervención debe estudiarse detalladamente, ya que serán muchos los factores que influirán en el resultado final.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *